¡Olé, las fiestas!

Deseando que hayáis tenido unas NAVIDADES bienaventuradas, os deseamos una ENTRADA Y SALIDA de año lo más afortunada posible y que este deseo continúe el resto de los próximos doce meses.

Tomémonoslo de la mejor manera posible porqué con la que está cayendo y las puertas del dolor siguen abiertas, da la sensación de que  seguiremos “jodidos”.

Disfrutemos cada minuto como si nos fuese la vida en ello y pa´lante pues “NO HAY MAL QUE CIEN AÑOS DURE” y esperemos que los mayas hayan calculado mal el fin del mundo.

Nosotros seguiremos con lo nuestro, publicar el libro, escribir el segundo, y contar con vuestro apoyo y confianza. 

 

SALUD

Anuncios

¡HEMOS LLEGADO A LAS 2000!

De nuevo nos ponemos en contacto con todos vosotros. No nos podíamos creer a mediados de julio que hubiéramos llegado a las 1000 visitas y cuatro meses después ya hemos duplicado esa cifra.  Sólo tenemos palabras de agradecimiento para todos, la gran mayoría “amigos desconocidos”, ya que por desgracia os seguís refugiando en el anonimato y no queréis participar más activamente en nuestra minúscula ventana al mundo.

    Nuestra lucha con El Demiurgo sigue más de lo mismo, intentando que alguien se digne a leerla. Ahora comprendemos los  blogs de autores cabreados, foros con una irritación palpable y ambientes literarios de noveles ciertamente encrespados. Se nos quedaba la cara de lerdos al leer tanta desazón y nos decíamos que era imposible  <<eso son patrañas para desanimar a la gente>> Si, si… patrañas, ya lo estamos sufriendo en nuestras carnes y lo que es peor, en nuestra propia alma.

    Estamos de acuerdo  y nos hacemos cargo que a las manos de los editores les tiene que llegar de todo, batallitas del abuelo, historias de tíos indianos, sagas familiares, aventuras de la puta mili, poesías para amadas, rocambolescos episodios de asesinos muy, muy malos y policías muy, muy buenos, relatos de los viajes de las vacaciones… y cuentos de Maria Sarmiento, que fue a cagar y se la llevó el viento. Evidentemente todo está hecho con el corazón y para cada escritor lo suyo es lo mejor, pero en la mayoría de las veces estas historias solamente interesan al propio escritor o a su entorno más cercano.

    Pero, con la actitud de rechazar todo que no tenga un nombre , un padrino o salga en las televisiones despellejándose vivo, no tenemos ninguna duda de que en cajones, estanterías, viejos baúles, carpetas olvidadas y disco duros se encuentren bellas y originales historias. Ese si que es el verdadero cementerio de los libros olvidados,  el descrito maravillosamente por nuestro idolatrado y admirado Zafón se queda en una pequeña biblioteca de pueblo comparado con los miles de manuscritos que pasaran cien años de soledad. Sustituyamos la palabra “arpa” por “libro” en la rima VII de Bécquer, y tenemos el triste final de las obras.

    Dejemos de lamer nuestras heridas. ¡Que esto es una celebración, coño! Tomamos impulso y seguimos la carrera para conseguir las 3000 visitas. Si las musas nos acompañan, en agradecimiento a vosotros haremos un relato breve que colgaremos en el blog para ir conquistando poco a poco vuestro gran corazón.

Un saludo

AVISO A NAVEGANTES: Ya hemos empezado nuestra segunda novela. No nos hacen caso con la primera y nosotros ¡Dale que te pego! ¡Hay que ser tontos!