¡Más madera!, esto es la guerra

Hola, ya volvemos a estar aquí después de unas vacaciones, en las cuales hemos descansado del rush” final para finalizar el libro, y ahora empieza la guerra de la publicación. Como os podéis imaginar el premio de RBA de novela negra no nos lo hemos llevado… una señora americana (con más libros publicados que pelos tengo, y cargada de millones, ha sido la afortunada).

Dicho esto pensareis ¡Vaya, unos resabiados!, que creían que iban a ganar tan importante premio. Ganar, ya sabíamos que era imposible, pues aún siendo noveles, “aunque llevemos lana no somos borregos”, ya sabemos de que va la historia, lo que nos indigna es que aparte de recuperar solo uno de los dos manuscritos, en este te das cuenta que ni siquiera lo han abierto, por lo cual no saben si estaba escrito en castellano o en sánscrito, ya que las páginas están impecables, véase ni una mínima marca de giro, arruga, o si el señor del jurado se comió un bocata de atún y se le cayó un lamparon, pues hay páginas que están pegadas entre ellas de soportar el peso de los manuscritos de otros “ilusos” como nosotros.

Simplemente agradecerles señores de RBA la atención, solamente atención, ya que no se pide nada más que tener un poco de respeto a el trabajo, esfuerzo e ilusión de centenares de escritores, de como mínimo  leer lo que se envía. Corramos un “estúpido” velo.

Ahora nos encontramos en la fase de e-mail para arriba, e-mail para abajo a agentes literarios, editoriales, y a conocidos que ya han publicado para que nos presenten a su editor, etc, etc,

Seguiremos informando para contaros  nuestra cruzada en la que estamos inmersos, de momento hemos apreciado que estamos en una crisis profunda, tanto económica, como de ganas de apostar por algo nuevo.

Anuncios